Coding computer

Desarrollo In-house vs. Outsourcing

A la hora de desarrollar el software que tu empresa necesita, ¿es mejor hacerlo internamente o bien confiar este trabajo a una empresa externa? No es una cuestión con una respuesta sencilla.

Deloitte’s Global Outsourcing Survey

Para empezar a debatir sobre este tema nos ha parecido muy interesante consultar los resultados obtenidos en la Deloitte’s 2016 Global Outsourcing Survey (en verano de 2018 publicarán su nueva versión, estaremos atentos para actualizaros esta entrada o crear una nueva).

Algunos puntos especialmente destacables:

  • El 78% de los encuestados está satisfecho con su relación de outsourcing.
  • El 72% de las tareas relacionadas con TI ya se está subcontratando. Es el área con mayor ratio de outsourcing dentro de las compañías.
  • Los principales motivos para subcontratar: reducción de costes, enfocarse en el negocio en sí y en alcanzar los objetivos de la empresa, resolver problemas temporales de capacidad.
  • Los principales problemas: proveedores poco proactivos o que no innovan suficientemente.
  • En su comparativa con los datos anteriores de 2014: las compañías encuentran menos problemas con los proveedores y la subcontratación crece en todas las áreas.

Outsourcing y Cloud Computing

Nos ha llamado también la atención que en esta encuesta se haya preguntado sobre cómo está afectando Cloud Computing (aquí nuestra última entrada sobre este tema) sobre las relaciones de subcontratación. El 61% considera que están disminuyendo los costes asociados a las entregas, el 45% que acelera los cambios, el 30% las implementaciones y el 21% que potencia la innovación.

Ventajas e inconvenientes

Cada una de las dos opciones presenta sus propias ventajas e inconvenientes.

Tener a tu propio departamento de desarrollo te asegura disponer de un equipo con un mayor conocimiento sobre el negocio, alineado con los objetivos finales de la empresa, entrenado justo para lo que se necesita. Problemas, quizás el principal sea el de conseguir contratar a los perfiles necesarios y todo lo que este proceso implica: costes del anuncio, dificultades para localizar al perfil requerido (donde además consumiremos muchísimo tiempo propio) y finalmente formarlo. Otro problema bastante importante: ¿cómo reaccionamos correctamente a los cambios de carga de trabajo?

Subcontratar los desarrollos a priori acaba abaratando costes, obviamente te permite enfocarte más en tu negocio y reaccionar mucho mejor a los subidas y bajadas de trabajo (ganas en flexibilidad). Inconvenientes: la pérdida del control directo, problemas en la comunicación con el proveedor (especialmente si hay una distancia considerable entre ambos, física o culturalmente por ejemplo), resultados inesperados si los requerimientos no están suficientemente cerrados, problemas con la priorización del proveedor (si dispone de muchos clientes de tu perfil).

Conclusiones

Como adelantábamos no es una pregunta con una conclusión clara.

Entendemos que la decisión dependerá en gran medida de la visión y estrategia de la propia empresa. Deberán sopesarse los pros y contras de cada opción. La clave si subcontratamos: acertar con los proveedores seleccionados.

¿Cloud va a ayudar a mejorar y aumentar los servicios de outsourcing? Estaremos atentos.